STRAVA | HOKA

Paid Partnership

HOKA: un poco de historia sobre una gran zapatilla

Carrera

Photography courtesy of: HOKA

Desde sus orígenes en los Alpes franceses hasta el momento en que se convirtió en una presencia habitual en los senderos y aceras de todo el mundo, la historia de HOKA es la de una marca que ha alzado el vuelo. Para celebrar el lanzamiento del reto HOKA We Are All Born to Fly Challenge, en el que tendrás que recorrer 15 km en 15 días, repasamos la historia de una zapatilla «nacida para volar».

A menudo las ideas surgen en los lugares más insospechados... tomemos como ejemplo la que dio lugar a HOKA. Uno no esperaría que una de las marcas de calzado y ropa de alto rendimiento de más rápido crecimiento surgiera en un puesto de socorro en medio de la Ultra Trail du Mont Blanc (UTMB), una de las ultramaratones más duras del mundo. Pero ocurrió. Nicolas Mermoud participaba en la carrera, Jean-Luc Diard era miembro de su equipo de asistencia y, cuando el cansancio hizo acto de presencia, se preguntaron si con unas piernas mejor protegidas, Nicolas podría recorrer los senderos con mayor eficacia y durante más tiempo.

Aquella breve charla se convirtió en algo más serio cuando Nicolas y Jean-Luc empezaron a analizar las zapatillas disponibles para corredores de montaña.

En particular, la pareja de deportistas, acostumbrados a escalar, montar en bicicleta de montaña y esquiar en los alrededores de su base en los Alpes franceses, se preguntaban por qué correr cuesta abajo les causaba tantas molestias en comparación con otros deportes, en los que los descensos eran pura diversión.

Photography courtesy of: HOKA

Durante un intercambio con el equipo HOKA, Nicolas subrayó su pasión y la de Jean-Luc por la velocidad, sus ganas de probar nuevas emociones y su interés por el uso de la tecnología. «No podíamos entender por qué una vez que llegábamos a la cima de una montaña, la diversión terminaba ahí. Todos los artilugios que utilizábamos (en otros deportes) nos permitían disfrutar de la emoción y la adrenalina del descenso. Pero no en las carreras».

Pensaban que las cosas tenían que cambiar.

PARTICIPA EN EL RETO DE HOKA We Are All Born To Fly Challenge - Corre 15 km en 15 días

Los orígenes de HOKA

Nicolas y Jean-Luc empezaron a experimentar con la espuma en las suelas de las zapatillas, probando diferentes estructuras y formas. Al principio, las suelas eran sin duda... grandes, pero a medida que continuaban con las pruebas y perfeccionaban las zapatillas, se dieron cuenta de que iban por buen camino.

Todos los artilugios que utilizábamos (en otros deportes) nos permitían disfrutar de la emoción y la adrenalina del descenso. Pero no en las carreras

La suela seguía siendo «gruesa», sobre todo en comparación con la de las marcas de la competencia, pero ofrecía una amortiguación que permitía un movimiento más rápido y cómodo en terreno cuesta abajo.

En ese momento identificamos una ruta, continúa Nicolas. «Era quizá tan larga como un eslalon cuesta abajo y empezamos a registrar nuestros tiempos. La primera vez que me puse las zapatillas fui cinco segundos más rápido que con las otras zapatillas que habíamos probado. Así que decidimos que era el momento de salir al mercado».

ÚNETE AL CLUB HOKA EN STRAVA

Así nació HOKA, que significa «volar en la tierra» en lengua maorí.

La empresa lanzó las HOKA One One y durante el primer año descubrió que había deportistas de todo el mundo ganando carreras con las HOKA puestas. «Entre finales de 2009 y principios de 2010, habíamos ganado las tres carreras más duras de tres continentes, masculinas y femeninas, y ni siquiera lo sabíamos», señala Jean-Luc.

La empresa se había centrado en correr cuesta abajo, pero pronto se dio cuenta de que lo que hacía era subir cada vez más alto.

Cómo reinventar casualmente las zapatillas de correr

Abrirse camino en el mercado de las zapatillas de correr no es fácil. Y probablemente sea aún más difícil cambiar la mentalidad de los corredores. Con el lanzamiento de la HOKA One One, se han logrado ambos objetivos.

En una época en la que la tendencia en el mundo del running era correr «descalzo» o con calzado «minimalista», HOKA propuso un enfoque «maximalista»: suelas gruesas, zapatillas llamativas y la promesa de que, con unas HOKA, todo el mundo podría correr cuesta abajo como con ningún otro calzado. Sin embargo, lo que no sabían en aquel momento era que, al proporcionar mayor comodidad, estaban liberando a los corredores de todo el mundo de un problema mayor.

Cuando nos fijamos en el deporte del running, hay una parte de sufrimiento que a la gente no le gusta, explica Jean-Luc: «Cuando ves que un deportista de 21 años tiene que dejar de correr durante un año porque tiene una lesión, eso es un problema. Cuando hay deportistas que no corren cuando quieren porque tienen molestias, eso también es un problema».

Photography courtesy of: HOKA

El soporte y la amortiguación que proporciona la HOKA One One abordan con éxito estos dos aspectos. En concreto, la empresa se centró en tres elementos de las zapatillas para ayudar a los corredores en todo tipo de superficies:

1. Una entresuela amortiguadora para que el pie se apoye suavemente en el suelo y vuelva a impulsarse hacia arriba.

2. El Active Foot Frame, que sujeta el pie dentro de la zapatilla elevando o bajando las paredes de la entresuela.

3. El MetaRocker, que acelera la transición del talón o suela al antepié, al tiempo que garantiza un mayor contacto con el suelo.

Photography courtesy of: HOKA

El resultado son unas zapatillas de running que no solo permiten a los corredores de montaña y a los deportistas de ultraresistencia correr más rápido y con mayor eficacia, sino que también ofrecen la misma sensación a corredores habituales.

Todos hemos nacido para volar

Ni que decir tiene que, partiendo de la plataforma One One, HOKA siguió desarrollando otros productos: las Mafate, las primeras zapatillas originales de HOKA lanzadas en 2009, siguen siendo muy apreciadas por los corredores de montaña de todo el mundo, pero desde entonces la marca ha diversificado su oferta más allá de la montaña. Modelos populares como las Clifton y las Bondi proporcionan una amortiguación adicional para suavizar el impacto de los repetidos golpes sobre una superficie dura y plana. Al mismo tiempo, HOKA ofrece una amplia gama de zapatillas de senderismo para proporcionar el apoyo y la comodidad que necesitas en diferentes superficies; y aquí es imposible no mencionar las Hopara anfibias, para tener alas en los pies tanto en el agua como en la tierra.

En esencia, HOKA es una marca para todos. Nace de la creencia de que «todos hemos nacido para volar», y que no importa quién seas, cuáles sean tus habilidades, complexión y edad, deberías poder experimentar la alegría y el placer de correr o caminar por un sendero, por el asfalto y... por donde quieras.

A través de las zapatillas que HOKA ha diseñado, las asociaciones que ha formado y su enfoque de la sostenibilidad, la empresa sigue construyendo un entorno más cómodo, inclusivo y alegre para todas las personas del mundo a las que les gusta correr y caminar. Y en tu próximo paseo con la familia o mientras te preparas para una ultramaratón, tendrás una certeza: ¡hay una zapatilla HOKA que te hará «volar»!

El reto HOKA We Are All Born To Fly Challenge

Corre 15 km en 15 días, estés donde estés entre el 8 y el 22 de julio, y recibirás tu insignia digital HOKA We Are All Born To Fly para añadir a la tabla de trofeos de Strava.

Y eso no es todo: aquellos deportistas que completen el reto podrán inscribirse en HOKA.com para participar en el sorteo de un par de zapatillas HOKA que elijan* (15 pares de zapatillas en juego para 15 afortunados ganadores).

Related Tags

More Stories